Importantes novedades tributarias RDL 35/2020 En el B.O.E. de fecha 23 de Diciembre de 2020 (RDL 35/2020 de Medidas urgentes de Apoyo al sector turístico, la hostelería y el
comercio y en materia tributaria) se introducen importantes cambios en materia tributaria, así como de bonificación de cotizaciones y sobre arrendamientos de negocio.

Extracto del RDL.

 

Flexibilidad en el aplazamiento de impuestos

Se podrán aplazar los impuestos a presentar entre el 1 de abril y el 30 de abril de 2021 por parte de pymes y autónomos con un volumen de facturación inferior a 6.010.121,04 euros el 2020.
Las características del aplazamiento serán:
a) Plazo de pago de 6 meses
b) Sin intereses los 3 primeros meses

Importante: se podrán aplazar también las retenciones y los pagos a cuenta del IS.
Rebaja de los rendimientos estimados de módulos

Los contribuyentes que tributen por estimación objetiva (módulos) verán disminuidos sus rendimientos estimados del ejercicio 2020 tanto a nivel de IVA como de IRPF.

Los porcentajes de reducción van del 20% al 35% en función de cada actividad económica.

No se computarán tampoco como días de actividad aquellos contribuyentes que en el segundo estado de alarma hayan visto suspendida su actividad.

También aprueba que los contribuyentes que decidan salir de estimación objetiva y pasar a tributar por estimación directa durante el 2021, podrán volver excepcionalmente a estimación objetiva durante el ejercicio 2022.

Se establece un plazo adicional para poder renunciar al régimen de estimación objetiva.

Cambio en la deducción por morosidad en Impuesto Sociedades.

Las pérdidas por deterioro de créditos por posibles insolvencias que, como norma general, se establece en 6 meses de incumplimiento para poder deducir la al Impuesto sobre Sociedades, pasa a ser de sólo 3 meses en los ejercicios 2020 y 2021. También incluye los impagos de alquileres.

 

Medidas extraordinarias dirigidas a arrendamientos de locales de negocios

A) Cuando el arrendador es un gran tenedor

    1. En ausencia de un acuerdo entre las partes para la reducción temporal de la renta o una moratoria en el pago de la misma, la persona física o jurídica arrendataria de un contrato de arrendamiento de local de negocio podrá, antes del 31 de enero de 2021, solicitar de la persona arrendadora, cuando ésta sea una empresa o entidad pública, o un gran tenedor, una de las siguientes alternativas:
      a) Una reducción del 50% de la renta durante el tiempo que dure el estado de alarma declarado por el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre.
      b) Una moratoria en el pago de la renta que se aplicará durante el período de tiempo quedure el estado de alarma y sus prórrogas.
    2. En los casos en que en el contrato de arrendamiento esté previsto el pago, además de la
      renta y otros gastos derivados de servicios de mantenimiento o de otro tipo, y de los que el
      arrendatario se beneficia, estos gastos comunes quedarán excluidas de las medidas previstas
      en el apartado anterior.
    3. La persona arrendadora deberá comunicar expresamente su decisión a la arrendataria, en
      el plazo máximo de 7 días hábiles, desde que la arrendataria le haya formulado su solicitud
      por un medio fehaciente.
    4. En caso de que las partes hubieran llegado a un acuerdo sobre la reducción de la renta o
      la moratoria de su pago que afecta únicamente una parte del período comprendido por el
      estado de alarma y sus prórrogas, así como un máximo de cuatro meses posteriores a la
      finalización de la última prórroga de este estado de alarma, los apartados 1 y 2 también
      resultarán de aplicación.

B) Cuando el arrendador NO es un gran tenedor

En estos casos se podrá solicitar de la persona arrendadora, antes del 31 de enero de 2021, el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta siempre que este aplazamiento o una rebaja de la renta no se hubiera acordado por ambas partes con carácter voluntario.

Las partes podrán disponer libremente de la fianza, que podrá servir para el pago total o parcial de alguna o algunas mensualidades de la renta arrendaticia. En caso de que se disponga total o parcialmente de la misma, el arrendatario deberá reponer el importe de la fianza dispuesta en el plazo de un año desde la celebración del acuerdo o en el plazo que reste de vigencia del contrato, en caso de que este plazo es inferior a un año.

En este caso se añade el incentivo fiscal para los arrendadores de poder aplicar como gasto deducible en su declaración de IRPF 2020 las rebajas de alquiler pactadas y no compensables de enero, febrero y marzo 2021.
¿Quién puede beneficiarse de estas medidas?

Podrán beneficiarse de la medida pymes y autónomos que hayan visto suspendida su actividad por una autoridad. O, en caso de que no, las que hayan tenido una disminución de al menos el 75% de la facturación en el mes anterior a la solicitud respecto la facturación media mensual del trimestre al que pertenece este mes pero referido al año anterior.

 

Medidas extraordinarias de cotización por ERTE de turismo, hostelería y comercio.

Quedarán exoneradas del abono de la aportación empresarial en la cotización a la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta respecto de las personas trabajadoras afectadas por estos expedientes que reinicien su actividad a partir del 1 de diciembre de 2020, o que la hubieran reiniciado desde la entrada en vigor de Real Decreto ley 18/2020, de 12 de mayo, de medidas sociales en defensa del empleo, en los términos de su artículo 4.2.a), por los períodos y porcentajes de jornada trabajados en dicho mes; y respeto de las personas trabajadoras que tengan sus actividades suspendidas en el mes de diciembre de 2020 o en el mes de enero de 2021, por los períodos y porcentajes de jornada afectados por la suspensión.

Esta exención se aplicará en los porcentajes y condiciones que se indican a continuación:

a) El 85 por ciento de la aportación empresarial devengada en diciembre de 2020 y enero de 2021, cuando la empresa hubiera tenido menos de cincuenta personas trabajadoras o asimiladas a las mismas en situación de alta en la Seguridad Social a 29 de febrero de 2020.
b) El 75 por ciento de la aportación empresarial devengada en diciembre de 2020 y enero de 2021, cuando la empresa hubiera tenido cincuenta o más personas trabajadoras o asimiladas a las mismas en situación de alta en 29 de febrero de 2020.
Para cualquier duda o aclaración quedamos a vuestra disposición.